• Noticia destacada

Aumentamos la distancia con el segundo sindicato de la enseñanza pública de las Islas


26 Ene, 2021

Aumentamos la distancia con respecto al segundo sindicato de la enseñanza pública de las Islas y reforzamos nuestro liderazgo como organización más representativa del sector docente público no universitario en el Archipiélago. Dos sentencias recientes -una de Santa Cruz de Tenerife y otra en Las Palmas- han dado la razón a nuestras reclamaciones después de que, en diciembre de 2018, cuando se celebraron las últimas elecciones, varios sindicatos impugnaran los resultados, lo que no evitó que quedáramos en primera posición, pero sí mermó nuestro número de representantes. 

El nuevo recuento de votos hace justicia y aumenta nuestra representatividad, pero, además, permite que el sindicato también sea, por primera vez, el más votado en Lanzarote. 

Los resultados se traducen en que ANPE Canarias obtiene a nivel autonómico un total de 4.123 votos frente a los 3.205 del STEC, la segunda organización en número de papeletas y representación (se adjunta gráfica de los resultados definitivos).

 

 

 

A la última sentencia favorable, dictada por un juzgado de Las Palmas, se une otra, fechada el pasado mes de diciembre, en Santa Cruz de Tenerife, en la que también se consideró que no se habían contabilizado todos los votos efectivos a favor de ANPE en la provincia occidental y se ordenó rectificar los resultados. 

Ambos tribunales reafirmaron la tesis defendida por nuestro sindicato, que ya contaba, además, con el visto bueno del Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación de Canarias (SEMAC). En Tenerife, el incremento de votos no supuso variación en el número de delegados obtenidos -20-, pero significó corregir una injusticia. Los delegados que hemos obtenido en Santa Cruz de Tenerife representan casi la mitad del total -43- existentes en esta provincia.

Es una buena noticia, pero nos parece intolerable que hayamos tenido que esperar más de dos años para contar con todos los delegados de personal que los docentes canarios eligieron, a pesar de que todo indicaba que no se habían producido errores y que hasta el SEMAC nos había dado la razón en ambas provincias.