• Noticia destacada

Luces y sombras en el proceso de oposiciones


19 Jul, 2021

istock-509430532

Las oposiciones entran en su recta final y ponen término a un curso especialmente complejo. Las pruebas se han desarrollado con relativa normalidad y se han cumplido todos los protocolos sanitarios diseñados para evitar los contagios durante la celebración de los exámenes.

Finalmente, tal como habíamos adelantado, la gran mayoría de comunidades autónomas ha celebrado oposiciones de forma simultánea, uno de los requisitos exigidos desde nuestro sindicato para evitar el trasvase de aspirantes de una región autónoma a otra.

Desde ANPE Canarias agradecemos el esfuerzo de todos los miembros de los tribunales para garantizar la seguridad durante el procedimiento. Su trabajo ha sido fundamental para que las pruebas se hayan realizado sin riesgo ni para ellos mismos ni para los participantes.

También ha sido muy acertado que la Consejería haya aceptado posponer el examen a aquellas personas que estaban en cuarentena o habían contraído el coronavirus en esas fechas, de forma que no perdieran la oportunidad de presentarse a las oposiciones.

Igualmente, por primera vez se ha tenido en cuenta la situación de las embarazadas que estaban a punto de dar a luz o cuyo alumbramiento coincidía con los exámenes. Desde ANPE llevamos años reclamando que esta casuística se tuviera en cuenta para trasladar la fecha del examen en el calendario. Estamos muy satisfechos con que se haya aceptado esta solicitud y se haga justicia con estas mujeres.

Por supuesto, también ha habido errores durante el procedimiento. Nos parece inaudito que se queden plazas sin adjudicar, tal como ha ocurrido en algunos tribunales. Los docentes están perfectamente capacitados para obtener esas plazas y no entendemos por qué se ha subido tanto el nivel como para dejar plazas sin cubrir. Se han dado casos, como en la especialidad de Alemán, donde solo dos aspirantes -se ofertaban 15 plazas- han superado la fase de oposiciones.

Tampoco hemos estado de acuerdo con el cambio en el supuesto práctico, tal como habíamos manifestado en las mesas de negociación en las que se abordó la orden de convocatoria de oposiciones. Este año no tendría que haberse modificado de modo alguno esa parte del examen. Es importante que, sin menospreciar los conocimientos teóricos, se valore adecuadamente la práctica docente del profesional, ya que eso marca la diferencia en el aula.

Tampoco hemos estado de acuerdo con el tiempo destinado a realizar la primera prueba. De hecho, durante la negociación de la convocatoria manifestamos que, con los cambios que se querían introducir, la primera prueba requería de más tiempo para llevarla a cabo.

Asimismo, hemos detectado que determinados supuestos en algunas especialidades no respondían a un contexto de aula en Canarias, sino que el conocimiento técnico exigido era de cuarto de carrera.

Como cada vez que se celebran oposiciones, estamos recogiendo todas las propuestas de mejora que nos hagan llegar los compañeros. Elaboraremos un documento que registraremos en la Consejería de Educación con la intención de que todas esas recomendaciones se incorporen a procedimientos futuros e ir mejorando entre todos las pruebas.

Somos muy conscientes de que el sistema vigente de selección de docentes no es el adecuado y que debemos intentar modificarlo, pero en la actualidad es el que establece la ley. Por eso, intentamos que las pruebas favorezcan al máximo a aquellos participantes que dominan las técnicas docentes y que se evite, en lo posible, altas ponderaciones de cuestiones teóricas y habilidades que primen lo memorístico.